CINCO PRÁCTICAS SANAS PARA LAS REUNIONES EN PAREJA CON AMIGOS

Normalmente cuando pasamos de la informalidad de la soltería, con los amigos del colegio o la facultad a los encuentros entre parejas casadas o noviazgos formales, solemos obviar ciertas reglas tácitas que muchas veces no nos permiten tener relaciones de amistad sanas y duraderas.

Cuando era bastante más joven, yo cometí el error de pensar que por ser muy cercano o muy amigo de alguien, podía llegar sin ser invitado, insistir al amigo para que vaya a algún lugar, abrir la heladera ajena como si fuese mía, etc. Lastimosamente, aunque esas prácticas no son tan problemáticas entre jóvenes solteros y sin dinero, ya en relaciones de amistad más adultas si pueden llegar a ser un problema. Tomar en cuenta estos puntos puede ayudar bastante en las relaciones de amistad.

Con 11 años de casados, Lourdes (mi esposa) y yo nos hemos percatado que hay grupos con los que uno se siente muy bien, y siempre se tienen encuentros lindos y agradables, aunque dichas reuniones no se realicen de manera muy frecuente. Analizamos muy detalladamente esas amistades de años, en los que los maridos y esposas que se fueron sumando al grupo con el paso de tiempo contribuyeron a afianzar dicha amistad.

Así también vimos las costumbres de los grupos de amigos que terminaban en discusiones, que desaparecían con el tiempo o simplemente se perdía la “química”, y así llegamos a ver estas cinco costumbres que practican los grupos de amigos que en general perduran con el tiempo y superan la dura prueba de mantenerse Amigos luego de que todos se casen.

A continuación, voy a hablar de estas costumbres que nos ayudan a cuidar ciertos detalles que facilitan la armonía y hacen las reuniones y las amistades más llevaderas y prolongadas.

1. SER SIEMPRE PUNTUAL.

Ya sea si la invitación es en una casa o en algún restaurante, la puntualidad es un factor clave para pasar una buena velada.

La mayoría de las personas que vivimos en la ciudad tenemos nuestros minutos contados, y los encuentros con amigos no son la excepción.

Por tal motivo, si una pareja de amigos te invita a su casa, es de respeto a los dueños de casa y a los demás invitados, llegar a la hora concertada. Por tal motivo es conveniente evitar los compromisos dobles. Es mucho mejor decir de antemano que no podrás asistir, antes que llegar casi al final de la reunión.

2. CONFIRMAR PRESENCIA
.

Este punto está muy relacionado con el anterior, aunque con características específicas. La confirmación de presencia es clave, ya que el anfitrión por lo general prepara la casa para la cantidad de personas que van a asistir, desde la comida, los platos, y en algunos casos los dueños de casa preparan pequeños recuerdos para los invitados.

El confirmar presencia y cumplirla es un hábito que fortalece la relación de amistad y hace que las reuniones se disfruten mucho más.

3. JAMÁS LLEGAR A UNA CASA CON LAS MANOS VACÍAS.

En Paraguay tenemos una costumbre de llevar cada uno nuestras bebidas o inclusive la comida para las reuniones. Pero en muchos casos hay parejas que simplemente invitan a la casa, ya sea por un aniversario, para festejar algo especial o simplemente para celebrar una reunión de amigos que hace mucho no se realizaba.

Sea cual sea el motivo, si una pareja de amigos te invita a su casa y te dice que ellos ponen todo, es una costumbre muy buena llevar algo a los anfitriones. Ya sea un postre o un vino (por ejemplo).
Y en este punto es muy importante aclarar que no es conveniente preguntar ¿Qué podemos llevar?, porque la respuesta será por lo general, nada. Es por eso que, aunque el vino o el postre se guarden en la heladera de los anfitriones, es muy bueno hacer ese gesto, que denota atención y agradecimiento por la invitación.

4. EN LOS CUMPLEAÑOS SIEMPRE HAY QUE LLEVAR REGALOS.

Cuando dejamos los cumpleaños de "los perros" donde se hace nomás una "vaquita" para la cerveza y los choricitos y nos adentramos al mundo de las amistades Familiares, la costumbre del regalo formal es muy importante.

La fiesta de cumpleaños suele ser un acontecimiento muy importante para el agasajado y en este mundo de hoy, donde todo cuesta mucho, el hecho que te hayan tenido en cuenta como invitado para un cumpleaños, entre tantos posibles otros invitados, ya es un punto que hay que agradecer. Llegar con un regalo es FUNDAMENTAL como cortesía mínima a los anfitriones del evento.

Del mismo modo, en el caso de no poder asistir a la fiesta de cumpleaños, es de gente fina y agradecida acercar en algún momento el regalo al cumpleañero, de preferencia ese día antes de la fiesta.

Así mismo, llegar al festejo sin ningún regalo y decir "tengo tu regalo en casa" es exactamente lo mismo, solo que con una excusa que al final nadie luego creerá.

5. EN REUNIONES DE ADULTOS, NO LLEVAR NIÑOS.

Este es un punto que por lo general muchas parejas paraguayas no suelen comprender su importancia. Especialmente porque asumen que los niños forman "parte" de la pareja, y ese concepto es en sí mismo ya es un error.

Es conveniente entender que las reuniones entre adultos tienen unas características muy particulares y por lo general los niños dificultan esa conversación fluida y continua. Cuando alguien lleva niños a reuniones de adultos, los presentes ya no podrán hablar en libertad sobre temas que quizás no sean convenientes que un niño escuche. Por otra parte, los niños necesitan de cuidado y eso hace que uno de los padres (o ambos en varios casos) no pueda participar fluidamente de la reunión. Además, el llevar niños implica una preparación especial por parte de los dueños de casa para atender bien a los pequeños, tener un lugar para que estén, bebidas especiales, y entretenimiento adecuado, etc.

Si esa costumbre se hace en más de una pareja, los niños al jugar pueden pelearse y definitivamente la reunión de adultos perderá totalmente el tenor de debería tener.

Por otro lado, los pediatras recomiendan enfáticamente que los niños DEBEN dormir de noche y que trasnochar no es bueno para la salud de ellos.

Yo no termino de comprender como muchas mamás (especialmente son ellas) las que orgullosamente afirman que sus niños les acompañan a todos lados y que ellos “aguantan” porque están “acostumbrados”, siendo que esa es una costumbre muy dañina para la salud de los niños y al mismo tiempo no es conveniente en reuniones de adultos.

Es muy distinto cuando las parejas se ponen de acuerdo en hacer reuniones FAMILIARES diurnas donde todos lleven a sus hijos para pasar momentos de Padres y que los niños compartan. Ese es otro caso y distinto al tema en cuestión.

En conclusión, estas reglas son muy positivas y son aplicables de manera general. Acá lo importante es hacer de estas reglas una sana costumbre que pueden romperse de manera excepcional en algunos momentos justificados.

Total, lo cortés no quita lo valiente y las buenas costumbres sólo fortalecen la amistad.


 



 

©2004-2015 SHEMÁ PRODUCCIONES - Asunción, Paraguay - Todos los Derechos Reservados
Pedro Villamayor 1506 esq. Músicos del Chaco - Tel: (+595 21) 511 695. Consultas o comentarios a producciones@shema.com.py